Blog

  • Sonia Short

¿Por qué nos cuesta auto cuidarnos?

¿Sabes quién es Mac Miller? Yo tampoco, hasta que puse en el buscador la palabra autocuidado en inglés: self care.


Es domingo por la tarde. Estoy seteada en terminar este artículo sobre autocuidado....

Pensando en cómo iniciar, escribo self care en Google. Aparece en mi pantalla la imagen de Mac fumándose un cigarrillo. ¡Qué contradictorio!, me dije. Soy muy curiosa, así que hice clic. YouTube me muestra a Mac en un ataúd de pino, con clavos salientes, fumándose el cigarrillo. ¡Esto solo nos pasa a los psicólogos!, pensé sonreída.


“Self care” es el título de una canción de este rapero y productor. Leyendo más supe que, tristemente, falleció víctima del abuso de alcohol y drogas. Según leí esta canción era su intento de enviar un mensaje sobre cómo sobrellevar las dificultades y confiar en uno mismo. En el video Mac logra salir del atolladero.


La historia me hizo reflexionar. Pensé en cómo emprendemos acciones para cuidarnos cada día, a veces con éxito y otras no tanto, en lo difícil que a veces es.


Quizá me dirás que el caso del artista es extremo. Pienso que es la realidad de las luchas que llevamos de una u otra forma. El autocuidado nos cuesta, aunque haya una vocecita interior que nos diga constantemente cuídate más.


¿Qué es autocuidado?


Dice la OMS (Organización Mundial de la Salud) que es “la capacidad de las personas, las familias y las comunidades para promover la salud, prevenir enfermedades, mantener la salud y hacer frente a las enfermedades y discapacidades con o sin el apoyo de un proveedor de atención médica”.


Autocuidado es todo lo que hacemos para cuidar de nosotros mismos, o mejorar nuestra salud. Incluye atender la higiene, qué comemos, actividades de ocio, deportivas, espirituales, las relaciones y cuidar nuestras finanzas.



Investigando, aprendí es que es un concepto que viene de la enfermería. Lo propuso la enfermera estadounidense Dorothea Elizabeth Orem. En su modelo, Orem explica que el autocuidado es algo que debe llevar acabo el individuo por sí mismo para conserva la salud y la vida.


Otra idea interesante sobre que interioricé sobre el autocuidado la aprendí leyendo a la psicóloga y profesora Marsha Linehan. En un pedacito de su modelo terapéutico ella explica que el autocuidado básico en la regulación de nuestras emociones. Cuando…

  • Cuidamos el cuerpo

  • Comemos de forma equilibrada

  • Evitamos sustancias que alteren el estado de ánimo

  • Dormimos lo necesario

  • Hacemos ejercicio y

  • Dedicamos tiempo cada día a hacer algo que nos guste mucho o que nos haga sentir competentes…

… Generamos una base segura para equilibrar lo emocional. Cuando no nos cuidamos bien o la forma en que lo hacemos nos hace sentir bien un rato y mal después no funcionamos en el día a día. A mí me pasa. Si no duermo suficiente, en el día estoy fatigada, malhumorada y con poca energía. Me digo, debiste haber apagado Netflix más temprano.


5 ideas de por qué no nos cuidamos más o mejor



1. Priorizamos trabajo y quehaceres: Es algo aprendido. Pensamos que es más responsable hacer esas cosas primero y que dedicarse tiempo para un baño largo o meditar es pérdida de tiempo, o que nos estamos ablandando y nos vamos a mal acostumbrar.


2. No sabemos: Es posible que no nos lo hayan enseñado. O que pensemos que lo que hacemos está bien y no lo es tanto. De niña en mi casa se comía cereal en cada desayuno. Era “saludable”. De adulta aprendí sobre la gran cantidad de azúcar que contienen y pude eliminarlos.


3. Toma tiempo y esfuerzo: Cambiar una rutina establecida o establecer nuevos hábitos de autocuidado consume recursos y energía. Se necesita practicar acciones deliberadas, tener una intensión y felicitarnos por los pequeños avances. De lo contrario, abandonamos.


4. Pensamos que es egoísta: Creencia negativa muy común. Ponernos de primero nos hace sentir culpables. Pero, si yo estoy bien, puedo ayudar mejor a otros. Recuerda lo que dicen en los aviones: En caso de emergencia, póngase su máscara de oxígeno primero, antes de ayudar a otros.


5. Da vergüenza o pensamos que no lo merecemos: Es posible que nos avergüence cuidarnos por el que dirán. Si me voy a la hora de salida y no que me quedo una hora más, ¿Qué dirán mis compañeros de trabajo? Es posible que tomemos el autocuidado como un "premio" y consideremos que aún no nos esforzamos lo suficiente para ganarlo.


¿Te identificas con alguna de estas? ¿Hay algo que puedas empezar a hacer para cambiarlo?



Yo practico autocuidado desde hace tiempo. Aun así debo reforzar cada día. Cuanto más lo practiquemos más fuerte se harán esos hábitos y estaremos mejor. Podremos prevenir que los malestares se hagan mayores. Todos tenemos ese potencial adentro de nosotros. El autocuidado es una oportunidad para vivir mejor. Usémoslo a tiempo.


¡Hasta pronto!


Sonia


33 vistas0 comentarios
Featured Posts
Publicaciones 
Estamos en...
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Instagram Icon